Iniciar sesión
Ingresa tu dirección de correo electrónico y contraseña para iniciar sesión.
Para recuperar contraseña, ingresa tu dirección de correo electrónico.
Volver al blog

5 tips para perder el miedo a hablar en público

Junio 17, 2016

¡Imagina a tu público desnudo! Este es uno de los consejos que más reciben quienes temen hablar en público. Pero la técnica puede ser distractiva y poco eficiente. Existen alternativas más sencillas que te ayudarán a terminar con el pánico escénico y que te dejarán hablando como Emma Watson en la ONU. Si quieres recibir consejo personalizado de nuestras expertas únete a WoomUp.

  1. Practicar, Practicar, Practicar. Practicar le da naturalidad a tu discurso. Al principio puede sonar robótico, pero a la tercera vez le habrás incorporado experiencias de vida, ejemplos específicos e incluso alguna broma que le darán espontaneidad y te permitirán llegar con un mensaje más cercano y fácil de recordar.
  1. Antes de empezar, rompe el hielo. Ese primer contacto con tu público puede ser terrorífico. Algunos consejos para hacerle frente:
  • Jugar con el ambiente y bromear. Por ejemplo, “no pensé que iba a ser tan popular” o “mi marido me dijo que no tratara de parecer demasiado inteligente o encantadora, sino que fuera yo misma”.
  • Haz una pregunta en la que el público tenga que levantar la mano. Sé positiva y trata de hacer preguntas en que la mayoría va a alzar la mano. Preguntas como, “¿cuántos de ustedes quieren ser felices en la vida?” o “¿quiénes quieren cambiar el mundo?” son bien recibidas.
  1. No eres tú, soy yo. En el arte de hablar en público, tendemos a pensar que todo se trata de uno. Para combatir esta situación, hay que preguntarse qué le puedes enseñar a tu audiencia. Cuando nos liberamos de la presión individual (¿qué pensarán de mí?) y la trasladas al mensaje, nos relajamos. Piensas menos en ti y más en tu público; en qué lecciones pueden sacar de lo que les estás transmitiendo y cómo lo pueden aplicar en sus vidas. Así es como tu discurso puede evolucionar de uno poco memorable y temeroso a uno apasionado y conmovedor.
  1. Prepárate para las personas desafiantes. Siempre va a haber una que otra cara desafiante en el público. Por eso, es mejor concentrarse en esas personas que afirman con la cabeza o que te sonríen. Nunca vas a tener control sobre las personas desafiantes y siempre van a existir. Así que no te distraigas o desmotives y concéntrate en quienes lo están pasando bien con tu exposición.
  1. Cambiar el chip. La clave del éxito está en reemplazar el miedo a hablar en público por emoción. ¡Dile adiós a la ansiedad! Si nos convencemos que estamos emocionadas con la presentación en público y no ansiosas, también lo creeremos. Con este pequeño cambio de contexto, nuestro cerebro modifica la actitud frente a la situación, lo que hace que bajen los nervios.
0 Comentarios
Para comentar debes iniciar sesión.