Iniciar sesión
Ingresa tu dirección de correo electrónico y contraseña para iniciar sesión.
Para recuperar contraseña, ingresa tu dirección de correo electrónico.
Registrarse
Volver al blog

Carmen Concha: “Después del MBA Conseguí un Gran Trabajo”

Enero 28, 2018
Francisca Menzel
Encargada de Comunicaciones | Periodista

Tras titularse como Ingeniera Civil Industrial de la U. Católica y lograr una ascendente carrera en el Banco Santander llegando a ser Vice President de Equity Research, Carmen Concha decidió irse a estudiar al extranjero. Su objetivo era reforzar sus conocimientos teóricos por lo que se embarcó en el estudio de un MBA en la Universidad de Columbia.

 

¿Pero qué es un MBA y por qué es tan relevante para nuestro desarrollo profesional?

Un Master of Business Administration es un posgrado dirigido a profesionales que quieran dotarse de habilidades y conocimientos directivos para dirigir una empresa.

Contar con este grado hará que tu carrera profesional se despliegue: mejorarás tus habilidades de negocios, perfeccionarás un idioma, ampliarás tu red de contactos y vivirás una experiencia inolvidable.

 

 

<<Solicita aquí una mentoría con Carmen Concha>>

 

 ¿Por qué decidiste estudiar un MBA?

Mis ganas de estudiar un MBA venían por una búsqueda tanto profesional como personal. Por el lado académico, quería reforzar algunos conocimientos teóricos después de varios años de carrera y también complementar mis estudios de Ingeniería Industrial con temas de economía y administración. Además, me atraía la idea de aprender de la experiencia de figuras prominentes de los negocios y el mundo de las inversiones. Por eso Columbia me parecía particularmente interesante por su enfoque práctico y “hands on”.

Lo que más me empujó fueron las ganas de vivir una experiencia internacional, conocer distintas realidades y verme enfrentada al desafío de llegar sola y abrirme paso en un lugar nuevo.

¿Qué habilidades potenciaste al realizar el MBA?

Además de los conocimientos adquiridos en la sala de clases, con profesores destacados como Bruce Greenwald y Michael Mauboussin, crecí mucho en habilidades “blandas”. Eso ha sido clave para el cargo que desempeño ahora como jefa de un equipo.

La experiencia de vivir lejos de mi país me ayudó a madurar, conocerme mejor y ser más abierta. Por ejemplo, en Columbia te asignan un grupo de estudio consistente en 5 o 6 personas de diferentes nacionalidades y backgrounds profesionales, con los que tienes que hacer todas las tareas y trabajos en los primeros trimestres. En un principio todo fue muy difícil, desde el idioma hasta congeniar estilos y enfoques profesionales. Con el tiempo aprendes de empatía, comunicación y trabajo en equipo para sacar lo mejor de cada uno. Además, las clases en Columbia son muy participativas, lo que me ayudó a reforzar mi capacidad de hablar en público y defender mis ideas.

¿Hubo un antes y después en tu carrera laboral luego de haber realizado un MBA?

El MBA me abrió puertas y me permitió explorar varias oportunidades muy interesantes. Al menos en mi experiencia en Estados Unidos, las escuelas de negocios te preparan muy bien para la búsqueda de trabajo. En el proceso, aprendes a conocer y aprovechar tus fortalezas y a entender los puntos que tienes que trabajar; de este modo, uno se da el tiempo para planificar mejor las entrevistas y se fortalece como candidato. En mi caso, después del MBA conseguí un gran trabajo, pasando de analista de inversiones a jefa de estudios en una empresa que admiro. Pero más allá de haber logrado un nuevo cargo, fue clave tener la madurez para poder enfrentar los nuevos retos que éste traía, por el lado técnico y humano.

¿Cuáles fueron los principales beneficios que te dejó realizar un MBA?

Sin olvidar el aprendizaje técnico, que es lo más conocido de estos programas, destacaría una visión global del mundo y el proceso de crecimiento personal. El MBA me permitió conocer realidades muy diferentes de primera fuente. Mis amigos más cercanos en Columbia eran de nacionalidades muy diversas, como España, India, Liberia, Estados Unidos y Armenia, y a través de ellos me interioricé en su cultura y costumbres. También tuve la oportunidad de hacer un intercambio en Beijing, donde pude entender mejor la realidad de este país. Estas experiencias me dieron una perspectiva muy diferente a la que se puede lograr desde Chile, más completa. Por otro lado, salirme de la zona de confort para enfrentar nuevos desafíos me ayudó a conocerme mejor y tener más confianza en mí misma y mis capacidades. Y por supuesto, el MBA me dio la oportunidad de conocer a grandes amigos, que fueron mi familia en Nueva York y siguen siendo muy importantes hasta el día de hoy.

¿Sentiste que un MBA potenció tus habilidades de negocios?

El MBA me entregó nuevas herramientas de negocios a través de cursos prácticos de negociación, análisis de estrategia y marketing, entre otros. También pude ampliar mi red de contactos, con compañeros de curso, ex alumnos de Columbia y otros estudiantes de MBA chilenos en Estados Unidos, a través de la conferencia MBA Chile, en la que participé activamente como organizadora de su segunda versión. Además, tal como mencionaba antes, el MBA me ayudó a potenciar otras habilidades muy importantes en el mundo de los negocios de hoy, como trabajo en equipo, comunicación y apertura a diferentes visiones.

Te graduaste con honores obteniendo el Premio Dean´s Honors and Distriction por pertenecer al 5% de los mejores alumnos de la generación. ¿Cómo lo lograste?

Algo que tenía claro, gracias a los consejos de amigos que habían estudiado antes que yo, era que los dos años que dura el MBA se pasarían volando, por lo que estaba decidida a aprovecharlos al máximo. Mis ganas de aprender fueron clave: tomé cursos que me gustaban sobre temas que me parecían muy interesantes, iba a todas las clases, leía el material de preparación, participaba harto y aprendía de le experiencia de mis compañeros. Le saqué el jugo y, así y todo, ¡me hubiera gustado hacer todavía más cosas! Fueron dos años muy intensos, pero valió la pena.

¿Recomendarías realizar un MBA?

De todas maneras. Es una inversión importante, pero vale la pena para adquirir nuevas habilidades de negocios, potenciar las que ya se tiene, ampliar la red de contactos, abrir la mente y aprender, de otros y principalmente aprender de uno mismo.

0 Comentarios
Para comentar debes iniciar sesión.