Iniciar sesión
Ingresa tu dirección de correo electrónico y contraseña para iniciar sesión.
Para recuperar contraseña, ingresa tu dirección de correo electrónico.
Registrarse
Volver al blog

Enfrentando los sesgos de género en tu lugar de trabajo

Enero 21, 2020

Cuando eres la única mujer en una reunión, equipo o lugar de trabajo, es común experimentar sesgos de género o, derechamente, discriminación. Aquí te presentamos ocho formas de lidiar con esto en el momento, y también para impulsar un cambio a largo plazo: ⁠

Responde directamente:

Expone tus inquietudes en el momento. Explica tu reacción y por qué ciertos comentarios o comportamientos te ofendieron.

Ten una reacción rápida:

Usa una respuesta divertida o sarcástica para calmar la situación y expresar tu punto de una manera lúdica. Puedes practicar frases con mujeres que conozcas.

Haz preguntas de seguimiento:

Presionar a las personas para que expliquen su pensamiento puede ayudar a identificar los sesgos inconscientes. Por ejemplo, “¿Por qué crees que yo soy quien debe tomar notas en la reunión?” ⁠

Alivia el estrés en el momento:

Recuerda relajarte, respira rítmicamente a un conteo específico y trata de no obsesionarte con lo sucedido.

Encuentra aliados:

Busca hombres que te escuchen, que sean respetuosos con todos(as), te incluyan en la conversación y se muestren dispuestos a ayudar.

Escala la situación:

Los niveles de (in)comodidad varían de persona a persona, pero algunas situaciones claramente cruzan la línea. Si este fuera el caso, comunícate con tu supervisor o jefatura directa y hazle saber lo que sucede.

Busca un(a) mentor(a) o sponsor:

Puede darte consejos y asesorarte en situaciones difíciles. ¡No tengas vergüenza en pedir ayuda! ⁠

Conéctate con otras mujeres:

Comunícate con otras mujeres para obtener apoyo y hablar sobre desafíos en común. ¡Podrías empezar creando un perfil en WoomUp y haciendo networking!

“Casi siempre soy la única mujer en una sala llena de hombres. Me toma un tiempo hacerles saber que no soy la encargada de tomar notas, ni la organizadora de fiestas, ni tampoco su madre. Soy sólo una trabajadora más -igual que ellos”.

Estudio Women in the Workplace, LeanIn.Org y McKinsey.

 

0 Comentarios
Para comentar debes iniciar sesión.