Iniciar sesión
Ingresa tu dirección de correo electrónico y contraseña para iniciar sesión.
Para recuperar contraseña, ingresa tu dirección de correo electrónico.
Registrarse
Volver al blog

Síndrome de la Tiara: Cuando Piensas que tus Méritos serán Reconocidos

Enero 30, 2018
Francisca Menzel
Encargada de Comunicaciones | Periodista

¿Alguna vez has esperado por meses o incluso años para que tu jefe reconozca tus esfuerzos, te ascienda o suba el sueldo? Puede ser que hayas o estés sufriendo el Síndrome de la Tiara.

 ¿Qué es y cómo combatirlo? En WoomUp te lo enseñamos.

 

<<Regístrate y entérate de los síndromes que están afectando tu carrera profesional>>

 

El término Síndrome de la Tiara hace referencia a la actitud pasiva que toman las mujeres en sus puestos de trabajo, cumpliendo con sus deberes sin hacerse notar, esperando que en algún momento sus jefes las detecte para coronarlas con una tiara (un símbolo de reconocimiento).

Las mujeres están acostumbradas a verse como sujetos pasivos: culturalmente les han mostrado que la princesa debe ser rescatada, elegida, encontrada por un príncipe azul. La realidad es que los jefes recuerdan más a las personas que le solicitaron un aumento de sueldo o un ascenso.

Un estudio de Payscale descubrió que el 75% de las personas que pidieron un aumento lo lograron: el 44% recibió la cantidad que solicitó y el 31% obtuvo menos de lo que quería, pero de igual forma salió ganando más dinero. Entonces, merece la pena considerar la idea, ¿no crees?

Sheryl Sanberg, la Gerente de Operaciones de Facebook ejemplificó el Síndrome de la Tiara con la siguiente situación: la mayoría de las mujeres sólo se presentaría de candidata a un puesto si considera que cumple con un 100% de los criterios requeridos, mientras que los hombres lo hacen cumpliendo sólo un 60% de los requisitos.

 

¿Pero cómo puedes combatir el Síndrome de la Tiara? Hay cinco claves que te ayudarán a enfrentarlo de forma efectiva:

 

  • Sé estratégica: Mejora tu estrategia para que reconozcan tu trabajo y esfuerzos. Por ejemplo, recoge información y aprende a presentarla de manera exitosa tras cada proyecto que acabes.
  • Sé perseverante: Insiste en cumplir tus objetivos. Si no lo logras a la primera, lo harás a la segunda.
  • Continúa aprendiendo: Profundiza tus conocimientos para que generes más herramientas que te fortalezcan.
  • Marca la diferencia: Sé tú misma y desarrolla tu marca personal.
  • Ten confianza en ti: La modestia está bien, pero recuerda que también debes lucirte y brillar por tus méritos ¡Tú puedes!

 

Recuerda que hacerse valer es hacerse ver, y para eso hay que empezar desde ya. ¡Confía en tus capacidades y no esperes que te coronen con una tiara!

0 Comentarios
Para comentar debes iniciar sesión.